VINCULO ENTRE LA OSTEOPATÍA Y LA ODONTOLOGÍA (parte 1)

La importancia del vínculo entre la osteopatía y la odontología no puede pasar desapercibida. Las condiciones que afectan la boca y los dientes tienen un efecto directo sobre el resto del cuerpo y un programa de tratamiento puede ser seriamente impedido si estas condiciones son ignoradas.
La cara es una estructura ósea compuesta por unaserie de huesos delicados, que están unidos entre sí de una manera muy compleja.
Todos los huesos de la cara, como los del resto del cráneo, se mueven minuciosamente, y lo hacen de una manera sincrónica. Si este movimiento se ve alterado, entonces puede haber efectos de gran alcance no sólo en el área local sino en el resto del organismo. Algunos de los huesos involucrados son particularmente delicados, y no son resistentes a las fuerzas para las que no fueron diseñados, como los que participan en algunos eventos de la atención odontológica.
Odontólogos y Osteópatas, trabajan y colaboran juntos en los problemas de la boca, dientes, mandíbula y huesos del cráneo. La clave para la integración de los conceptos de ambas profesiones es el respeto por el movimiento inherente en el cuerpo humano, incluyendo las estructuras del cráneo (huesos, membranas, fluidos, snc). Hay un extenso terreno fértil para el trabajo cooperativo entre ambas disciplinas, para el beneficio del paciente. Inevitablemente problemas como la disfunción temporomandibular, el hacinamiento de los dientes y el desarrollo facial pobre están asociados con tensiones y compresiones preexistentes dentro del mecanismo craneal. Si estos se tratan junto con el trabajo odontológico los resultados no tardan en aparecer, no sólo con los dientes, sino en el resto del organismo.

Por Leonardo Gizzi