Osteopatía

¿Qué es la osteopatía?

La Osteopatía se define como una ciencia, una filosofía y un arte.

Su contenido científico comprende los conocimientos biológicos, conductuales, químicos, físicos y espirituales relacionados con el mantenimiento y el restablecimiento de la salud.

Su filosofía esgrime el concepto de la unidad de estructura y función del organismo vivo en la salud y en la enfermedad.

Su arte consiste en la aplicación de esta filosofía en el ejercicio profesional, en la aplicación del llamado toque osteopático.

Esta forma de tratamiento es diferente en su filosofía y en su vínculo con el paciente. El toque osteopático es un acercamiento confiable y receptivo por parte del profesional, quien concibe al paciente como una unidad Cuerpo – Mente – Espíritu. A partir del mismo, se desarrolla el fulcrum o punto de apoyo que permite al organismo poner en funcionamiento los circuitos de estimulación de la salud.

Según Andrew Taylor Still, en su autobiografía:

“La Osteopatía es la ciencia que consiste en el conocimiento de la estructura y funciones del mecanismo humano mediante el cual la naturaleza bajo el tratamiento científico peculiar de la práctica osteopática, en armoniosa consonancia con sus propios principios mecánicos, puede recobrarse de desplazamientos, desorganizaciones, desarreglos y la consiguiente enfermedad y recuperar su equilibrio normal de forma y función en condiciones de salud y vigor.”

La primera interpretación de los escritos de Still tuvo como resultado la aparición de los cuatro preceptos de la osteopatía, que son:

– El organismo es una unidad.
– La estructura gobierna la función.
– La regla de la arteria es suprema.
– El organismo cuenta con mecanismos de autorregulación y autocuración.

En 1922, el A.T.Still Research Institute desarrolló y publicó esta declaración:

“La perspectiva osteopática de la célula está ampliamente representada por los siguientes enunciados:
-Para la función normal es esencial una estructura normal.
-La función normal es esencial para mantener una estructura normal.
-Un ambiente normal es esencial para la función y la estructura normales, aunque es posible cierto grado de adaptación durante un tiempo, aún bajo condiciones anormales.

En el cuerpo humano, con sus funciones diversificadas, también puede añadirse que:
-La sangre preserva y defiende las células del cuerpo.
-El sistema nervioso unifica el cuerpo en sus actividades.
-Los síntomas de enfermedad se deben ya sea a un fracaso del organismo para enfrentar de manera eficiente las circunstancias adversas o a alteraciones estructurales.
-Los métodos racionales de tratamiento se basan en un intento por proporcionar nutrición, inervación y drenaje normales a todos los tejidos del cuerpo, y esto depende principalmente del mantenimiento de relaciones estructurales normales”.

En 1953, el cuerpo docente del Kirksville College of Osteopathy concordó que:

“La Medicina Osteopática es una filosofía, una ciencia y un arte. Su filosofía sustenta el concepto de la unidad de estructura y función en la salud y en la enfermedad. Su ciencia comprende los conocimientos químicos, físicos y biológicos relacionados con el mantenimiento de la salud y la prevención, la cura y el alivio de la enfermedad. Su arte estriba en la aplicación de la filosofía y la ciencia en la práctica de la medicina.”

Y redefinió los preceptos de Still de la siguiente manera:

– El organismo es una unidad.
– La estructura gobierna la función.
– El organismo cuenta con mecanismos de autorregulación.

Más adelante estos principios se completarían con los siguientes:
– Cuando se altera la adaptabilidad normal o cuando los cambios ambientales superan la capacidad de automantenimiento del organismo, puede surgir una enfermedad.
– El movimiento de los líquidos orgánicos es esencial para el mantenimiento de la salud.
– Los nervios desempeñan una función fundamental en el control de los líquidos corporales.
– En la enfermedad existen componentes somáticos que no son únicamente manifestaciones de esta enfermedad, sino también factores que contribuyen a mantener el estado patológico.

En el año 1997, los directores asociados de la American Osteopathic Association modificaron los principios básicos de la filosofía osteopática:

– El cuerpo es una unidad; la persona es una unidad de cuerpo, mente y espíritu.
– El cuerpo es capaz de autorregulación, autocuración y mantenimiento de la salud.
– La estructura y la función están interrelacionadas recíprocamente.
– El tratamiento racional se basa en la comprensión de los principios básicos de unidad corporal, autorregulación e interrelación de estructura y función.

En el año 1998, la American Osteopathic Association formuló una declaración general sobre la Medicina Osteopática:

“Osteopatía (medicina osteopática): sistema completo de atención médica con una filosofía que combina las necesidades del paciente con el ejercicio actual de la medicina, la cirugía y la obstetricia, que hace hincapié en la interrelación entre estructura y función y que incluye una apreciación de la capacidad del cuerpo para sanar por sí mismo”.

El General Osteopathic Council of Great Britain sostiene:

“La osteopatía es un sistema reconocido y arraigado de diagnóstico y tratamiento, cuyo interés principal radica en la integridad estructural y funcional del organismo. Se distingue por el hecho de reconocer que gran parte del dolor y la discapacidad que sufrimos tiene su origen en anomalías de la función de la estructura corporal, así como en el daño que le provoca la enfermedad”.