Movilidad de los Huesos del Craneo

Recordemos los cinco factores que intervienen en el MRP:

Movilidad del sistema nervioso central (SNC).

Fluctuación del LCR.

Movilidad de los huesos del cráneo.

Movilidad de las membranas intra extracraneales.

Movilidad del sacro entre los ilíacos

MOVILIDAD DEL SNC
Modifica el volumen de los ventrículos y provoca una fluctuación del LCR.

FLUCTUACIÓN DEL LCR
Es concéntrica. La alternancia de ondas centrífugas y centrípetas proporciona la movilidad de los huesos periféricos.

MOVILIDAD DE LOS HUESOS DEL CRÁNEO
Tiende a aumentar el volumen de la caja craneal en la inspiración y a reducirlo en la espiración del MRP. Pero esta movilidad ósea está bajo el control de las membranas de tensiones recíprocas.

MOVILIDAD DE LAS MEMBRANAS INTRA Y EXTRACRANEALES
Es la base de la armonía o de la alteración de la respiración craneal. Las membranas intracraneales e intraespinales determinan la movilidad MRP del sacro.

MOVILIDAD DEL SACRO
Una pérdida de movilidad del sacro va a jugar el papel de freno en la movilidad craneal. El osteópata va a buscar el tratamiento en el MRP por medio de la estructura. Puede intervenir en la estructura ósea, directamente, y en las membranas de tensiones recíprocas, indirectamente. Su intervención es al principio ósea y después membranosa, fluente y energética.