Funciones de los Huesos

Apoyo: Nuestros huesos ofrecen el entramado duro que soporta y fija todos los órganos blandos del organismo. Nuestras piernas sostienen torso, cabeza y brazos. La caja de costillas soporta la pared torácica.

Protección: los huesos del cráneo protegen el encéfalo, las vértebras rodean la médula espinal, la caja costal protege todos los órganos vitales.

Movimiento: los músculos se fijan a los huesos mediante tendones, utilizan los huesos como palancas para mover el cuerpo y todas sus partes, la disposición de los huesos y las articulaciones determina cuáles son los movimientos posibles.

Almacenamiento: la grasa se almacena como “médula amarilla” en las cavidades centrales de los huesos largos. Dentro de la estructura del propio huesos se almacenan minerales.
Los minerales más importantes son el calcio y el fósforo. aunque también se almacenan el potasio, el sodio, el azufre, el magnesio y el cobre.
Los minerales almacenados son liberados a la circulación sanguínea para su distribución a todo el organismo conforme a las necesidades.

Formación de células en la sangre: el volúmen de formación de células de la sangre se produce dentro de las cavidades de “médula roja” de determinados huesos.

No hay texto alternativo automático disponible.