Alimentación

La imagen puede contener: comida

 

Nuestro cuerpo sobrevive gracias al aire que respiramos y a los alimentos que comemos.

Aunque esto haya sido poco reconocido durante mucho tiempo e incluso negado por la corriente médica tradicional, es lógico pensar que de la calidad y la cantidad de los aportes alimentarios y respiratorios depende una gran parte de la salud o la enfermedad.

Esta parte del concepto osteopático depende de elementos ecológicos totalmente desconocidos hace cien o incluso sólo cincuenta años.

La alteración de la calidad de los alimentos por los insecticidas y los abonos minerales, su adulteración mediante la adición de colorantes, condimentos o conservantes y su empobrecimiento por la refinación hacen que sea cada vez más difícil, incluso a veces imposible, aportar al cuerpo los elementos brutos a partir de los cuales podrá elaborar las sustancias necesarias para su funcionamiento equilibrado

#SeOsteopata #SeFulcrum